Freeride en Rusia II: Elbrus (5.642m)

IMG_2835

Escribo este post desde el aeropuerto de Moscú, antes de embarcar para volver a casa. Se acaban 2 semanas de monte y freeride en el Cáucaso. Dos semanas que no olvidaré. Este post va dedicado a lo que pasó el 23 de marzo, un buen día!! El post es un poco largo, ya os aviso, pero espero que pueda transmitir la emoción que me despierta a mí…

Elbrus_cut

Después de la tormenta de nieve, entró el viento. Rachas fuertes de viento de sur predominante en altitud y de oeste en el valle. Dejó la montaña bastante plaqueada en la cara norte, donde días antes habíamos pillado grandes condiciones de polvo. Así que el primer día de sol salimos a ver que tal. El viento había amainado mucho pero las condiciones del manto nivoso eran muy delicadas. Decidimos asegurar y esquiar en la cara sur, menos trabajada por el viento y mucho más estable. El día era radiante y como los días anteriores la vista se nos iba al Elbrus. Es una montaña imponente y su ruta de ascensión se puede ver desde la cara norte de Cheguet. Viendo la decepción con la nieve en esta zona a los cuatro nos vino a la cabeza la pregunta: “¿Joder, porque no intentar el Elbrus? visto que no podemos pillar polvo aquí… ¿porque no?”

DSC01302

La verdad es que el Elbrus, y sus 5.642 metros, se suele preparar con antelación, la gran mayoría de gente duerme en el campo base a alrededor de 4.000m, sale pronto por la mañana, y sobretodo, se suele hacer a partir de mayo. Dadas las condiciones meteo poco habituales en esta época y que es una ascensión poco técnica,  nos comenzamos a plantear seriamente el hecho de intentarlo, ¿porque no?  El único aspecto delicado era la aclimatación, nosotros no íbamos a dormir a 4.000m y haríamos un poco más  desnivel de lo habitual.  Pero bueno,  más o menos estamos en forma y las condiciones meteo eran particularmente favorables…  Intentar la ascensión al techo de Europa no era el objetivo del viaje en absoluto, pero se nos presentaba una gran oportunidad.  Hay que decir que las condiciones meteo nos acompañaron completamente, con condiciones de frío intenso  y viento, típicas del mes de marzo, la cosa cambia.

DSCN1740

 

P1090042

Nos despertamos a la hora habitual, comimos un poco, un tecito y nos fuimos para la base de la estación, en Azau. El tiempo perfecto, temperaturas altas, cero viento y llegamos a los casi 4.000m con los remontes. A las 10h aproximadamente nos poníamos los grampones y comenzábamos a patear, skis en la mochila.

P1090058

Comenzamos rápido, 600 metros/hora, dada la altura y la poca aclimatación, no está mal. La verdad es que me sentía la mar de bien, la vista es tan brutal que da una energía de locos. Hicimos la primera parada para agruparnos y comer a unos 5.000m. Thibault, que iba detrás mío comenzaba a sentir la altitud, Chupi con llagas y Xavi con su sonrisilla. A partir de allí, la ascensión se complicaba un poco, una buena pala a subir en diagonal, luego un plano que te deja entre los dos picos del Elbrus. Son 300m de desnivel pero la altitud se nota. Yo seguía con buenas sensaciones. Allí nos cruzamos al único grupo que había intentado hacer cima, ellos ya bajaban y debieron alucinar, con 4 tíos cargados como mulas con los skis anchos y snowboards subiendo a esas horas…

DCIM100GOPRO

Thib y Chupi decidieron dar media vuelta en la diagonal, a casi 5.400m, a causa de los problemas con la altitud. Así que el equipo se reducía a Xavi y a mi. Con Xavi nos fijamos las 15h30 como hora límite para bajar, hicimos una pausa para calentarnos un poco, beber y con mucha motivación atacamos la última parte de la ascensión. Se trata de una pala a unos 40º seguida de una diagonal hacia el norte que te lleva en la cresta somital.

DCIM100GOPRO

A partir de allí yo comencé a notar de verdad la altura, el ritmo ya era lento, y con Xavi reíamos y sufríamos a la vez, recuerdo a Xavi diciendo: ”uy uy ya comienzas a decir tonterías tu…”, pues si, pero él también!

IMG_2964

Al llegar a la cresta lo más duro había pasado, por  fin las vistas hacia el norte se abrían, espectacular, terreno casi desértico que contrastaban con las vistas sobre el Cáucaso de Georgia hacia el sur.  Allí pregunte a Xavi: “Ei tío, ¿que hora tenemos?”, y va y me suelta: “Joder! son las 5h30 de la tarde!”. Con una gran empanada a 5.600m nos resignamos a no entender como podía ser que fuera tan tarde. Veíamos el pico, estaba cerca,  decidimos continuar subiendo, en media hora lo tendríamos. Hasta ese momento yo había tirado delante, marcando el ritmo y sintiéndome bien, pero allí Xavi sacó una energía de no se dónde y comenzó a tirar fuerte. Yo nada, a seguirlo como pude. Que va media hora, en un plis nos plantamos en el pico.  Hicimos cima, con el sol extrañamente aún muy alto por ser las 17h…

IMG_2925

Hicimos 3 fotos, nos cambiamos y nos calzamos los skis/snowboard. Aquí comenzaba la primera bajada del Elbrus con skis del año!

DCIM101GOPRO

3.300metros de bajada. No diré que de polvo, porque esa nieve es lo más difícil a esquiar que he visto nunca. Puro hielo y nieve ultra compacta. Suerte que hice los cantos antes del viaje… Con la empanada y el cansancio el primer tramo se hizo duro. Para Xavi, con snowboard aún más, con un solo canto y esa nieve el asunto era heavy metal. Ya a 5.000 metros, Xavi me comenta: “Tio! que son las 16h!!!”. Nos habíamos empanado, confundiendo las 15h con las 17h, estresandonos por nada, mientras que estábamos en el buen timming!!! Menuda empanada!

IMG_2908

Después de reírnos un poco continuamos bajando. Las condiciones de nieve (si se le puede llamar así) eran complicadas. Menuda pesadilla para las piernas. Los cuádriceps al rojo vivo, las vibraciones en cada giro subían hasta la cabeza. Yo tenia más dolor de cabeza en la bajada que en la ascensión, no se si por la altura o más bien por los rebotes de mi cabeza… Cuando pasamos el tramo de hielo el placer comenzó, a pesar de estar físicamente tocados solo teníamos sonrisas. El paisaje espectacular con las montañas de Georgia en frente, la luz del atardecer, y sabiendo que habíamos logrado el objetivo! Esquiamos casi sin parar hasta los 2.200 metros, giro pequeño, pero con los Scott Rock’Air la cosa va de lujo. Al llegar a la base, Thib y Chupi nos esperaban, contentos de vernos y de felicitarnos. Fue un gran momento también, me supo mal no haber llegado hasta la cima con ellos también. La próxima vez!

IMG_2960

El 23 de Marzo fue un día especial. A la misma hora que hacia cima a 5.642m, hacía exactamente un año estaba en la sala de reanimación después de mi operación de rodilla. Un año exacto de rehabilitación, dolores y desánimo. Ahora puedo decir que está superado. A seguir dándolo todo! Ahora toca esquiar, esquiar y esquiar!

Gracias a todos los que me han apoyado durante este año pesado, la familia, colegas, compañeros de casa, sponsors (Josu_Scott, Steffanie_Ortovox), cirujano (Johannes Barth), Sylvain el gran fisio y amigo! Tuve un ratito para cada uno de vosotros, y sobretodo para el mestre Jordi, se le echa a faltar. Aunque a él lo de caminar no le chiflaba, bajando lo llevé dentro, los giros pequeños que él me enseño a hacer en Las Leñas dejaron traza en el Elbrus…

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s