Cuento de primavera 1

Esto es como un escritor, que deja de escribir durante un tiempo para buscar ideas, reorientar el cuento y aclararse. No es que me las de escritor precisamente, pero durante unas cuantas semanas este blog ha estado parado, y no ha sido en vano, he estado en la montaña disfrutando de la primavera. Me he guardado en la cabeza (y en la tarjeta de memoria de mi cámara) todos los grandes momentos de lo que esta siendo ésta primavera en los Alpes, con mucha nieve y buena compañía. Ha nevado mucho, durante 3 semanas estuvo la meteo estuvo muy movida, y es que yo siempre digo, que el final de temporada es lo mejor, la guinda! He viajado bastante, he estado por Suiza en Valais, en Chamonix, en el Valle de Aosta en Italia y también en Vanoise, un un macizo de los Alpes al sud de Cham. Vaya lugares increíbles, que la mayoría no conocía todavía y que he compartido con buena gente, tanto colegas frenchis de aquí Grenoble como con parte de la tropa freerider catalana.

He encontrado un momento para comenzar a escribir, la verdad es que hacía días que pensaba en hacerlo pero estoy a fondo con el curro y con el trail running ahora mismo, bueno y aún se están haciendo algunas salidas de ski rando…. Bueno, aquí ya hace calor y estoy en el jardín de casa, escribiendo viendo la puesta de sol sobre Grenoble, con los pajarillos y los grillos como hilo musical.

La primavera comenzó con un mensaje en el facebook de Xavi Trubat, en el que brevemente me decía: Salimos para Chamonix en 3 días, nos encontramos allí. Pues vale, hasta dentro de 3 días. Cuando estaba preparando el coche con todos los trastos (colchón, sacos, caja comida, varios pares de skis, material de glaciar, mochilas, etc, etc…) me envía un mensaje para decirme que , de Cham nada, para Saas Fee (Valais, Suiza) que las condiciones son mejores. Pues vale…. Total que llegué a las tantas y después de buscar su furgo sin éxito decidí acostarme para encontrarlos por la mañana. Al amanecer el tiempo era muy chungo y después de que me dijeran que la preví era muy mala me decidí por machacar un poco corriendo. Los caminos por dentro del bosque son una locura, me crucé con un pequeño grupo de ciervos, que me parecieron demasiado acostumbrados a ver a gente. Acabé haciendo más de 1000m de desnivel con bastante nieve en la parte final, y justo cuando llego arriba, un mensaje en el teléfono: ” ei tio, que mañana hace bueno, que nos vamos para el refu (Brittania hutte) a 3000m para mañana atacar el Strahlhorn (4190m), quedada en 1 hora para hacer mochilas y subir. Pues vaya! después del palizón corriendo, bajar pitando para empaquetar! Al llegar al puebl

o un gran reencuentro. Xavi Trubat, Carles Pons y Felix Queipo, vaya tres. Lo bueno es que son tres colegas con los que he pasada muchas horas en la montaña pero de grupos distintos, que hasta este año no se conocían y de golpe, va y me los encuentro en Suiza como si se conocieran de toda la vida. Sin duda un gran equipo. Después de comer algo y empaquetar (poca cosa porque los refus en suiza son casi de lujo, con sacos y comida) pillamos el teleferico de Saas-Fee para luego subir hasta el Brittania hutte.La verdad, tenia miedo de que fuera una paliza y que me faltaran las fuerzas después de la carrera matinal pero fue una subida muy tranqui.


A la mañana siguiente, desayuno, arva en On, arnés, pieles y “parriba”. Una buena capa de powder y cielo azul! Pero a medida que íbamos subiendo el viento fue aumentando hasta llegar a soplar muy muy fuerte, después de 2 rachas que tiraron a más de uno, las pocas cordadas que quedábamos dimos media vuelta, la montaña quería estar tranquila. Así que, muy decepcionados nos fuimos para abajo. Carles, decidió tirar para Barcelona.

Cenamos planificando el siguiente día y nos acostamos pronto. Como ya va siendo habitual, 6h el despertador sonaba aunque ya llevaba rato despierto, desayuno rápido y para arriba, el plan del día: subir al Alphubel (4206m). La subida fue tranquila, y fue genial ver como Félix se reencontraba con las alturas después de algunos problemas de salud de los últimos tiempos. El día aguanto muy bien, con algunas nubes acechando durante toda la mañana, hicimos cima y comenzamos a bajar. La nieve, un gustazo, bajada con polvo por el glaciar. Bajamos entre grietas haciendo algunos bueno giros. los más de 3000 metros de bajada nos dejaron una sonrisa de oreja a oreja, un 10. Un día increíble, buena nieve, una gran montaña y buenos colegas… priceless.

Fotos: Xavi Trubat, Nacho Olmedo

2 responses to “Cuento de primavera 1

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s